Es una exposición colectiva formada por diez artistas que trabajan con el dibujo y la pintura como medio. Partiendo de esta idea, del genero más artesanal o más tradicional, se muestran las distintas obras realizadas por los diferentes creadores.

Gloria Martin
Francesc Ruiz
Chuso Ordi
Ramón David Morales
Aitor Lajarín
Ana H. Del Amo
Susana Ibáñez Macias
Montse Carreño
Guillermo Mora
Carol Antón

Lex dimensions, como título de esta exposición aborda diferentes dimensiones de dicho medio, siendo una vía para contar una historia, unas circunstancias concretas.

De las dimensiones, en castellano, a les dimensions, tanto en catalán como en francés, derivo a Lex (con “x” ) enfatizándolo, agrandándolo; lex, como tal, viene a significar extensión del borde de ataque, es el reflejo y como queremos definir esta exposición, como los distintos bordes de ataque con los que asume una realidad dentro del medio elegido.

Tanto la pintura como el dibujo están muy presentes en el discurso artístico contemporáneo, con distintos formatos, reconstruyéndose o formando parte de otra percepción espacial e incluso funcionando como referencia de otros medios.

Los diez artistas tratan lo narrativo desde distintos puntos de vista personales, como una explicación de lo que les rodea e incluso jugando con las limitaciones del propio formato.

En la obra de Gloria Martín se apela a un imaginario colectivo, a través de un juego de símbolos, metáforas y la manipulación del tiempo y el espacio.

Temas de subculturas urbanas, expresiones de cultura popular, sobre todo cómics, del artista Francesc Ruiz; las vivencias y sensaciones de Chuso Ordi, a veces enmascaradas en fantasías futuristas, otras veces con iconografía más cercana, o simplemente por un interés por la narración poética.
essay writers online
Conocer la tradición y reinterpretarla, cortar y pegar, como un mapa donde Ramón David Morales explora todo tipo de relatos, en estas obras, el de la cultura rural, lugar donde se crea el perfecto mestizaje entre tradición y modernidad. O la pieza “Friday” de Aitor Lajarín, como el estudio y observación de un lugar, situación o caso concreto, “rastros “ que se han borrado y las “ pistas” nos invitan a pensar en las conclusiones.

La fragilidad en las geometrías de Ana H. Del Amo como algo que surge del inconsciente, dibujos que al agruparlos nos sugieren acotaciones, perfiles o recorridos, donde lo delicado y lo expresivo se unen en cada trazo.

Los recursos pictóricos de Susana Ibáñez, sus gabinetes de curiosidades, a modo de colección heterodoxa de imágenes, procedentes de diversos sitios, ya sea el arte, de su imaginario, de la televisión, cine o internet; para surtir su ideario visual.

Por otro lado, están los mapas tamponados de Montse Carreño, donde materializa los testimonios de un trayecto filtrado y esquematizado a través del dibujo para constituir un conjunto de emblemas de viaje: de elementos de intensidad convertidos en tampones.

La desestructuración de las pinturas de Guillermo Mora, cuestionándolas como género, explorando y expandiendo sus soportes. Estas “aspiraciones a pinturas” reinventan las formas en que se crea, pero también los modos en que se percibe.

O las pinturas de Carol Antón, que se salen del plano del cuadro para formar parte del espacio en forma de escenografía. Una instalación de dibujos y pinturas donde el espectador no tiene restringido un único punto de vista.

Una exposición heterogénea, de diferentes artistas que comparten un nexo común, pero cuyas obras son dispares. La intención es mostrar al espectador las posibilidades, variedades, diversidades que adopta esta herramienta que utilizan los diferentes creadores para mostrar sus obsesiones, intenciones o una historia que se les escapa.
CAROL ANTON, Comisaria de la exposicion.

765qwerty765